Tag

Recomendaciones Dietéticas - Clínica Dental Bushin en Torrevieja y Campoamor

Consejos del Dentista para unos dientes sanos en los niños

Dientes sanos desde pequeños: cuidado, higiene, dieta

By | Artículos sobre Salud Dental

Consejos del Dentista para unos dientes sanos en los niños

“Dios da dientes dos veces en la vida, la tercera vez – ya habrá que pagar”

Unos dientes sanos y bonitos es el sueño de cualquier persona. Hoy le contaremos lo que hay que hacer para que sus hijos tengan unos dientes sanos desde la niñez y para toda la vida.

Lo primero y lo más importante es la higiene de la cavidad bucal desde la edad más tierna

La gran mayoría de los padres no ven ningún problema en que el niño pierda sus dientes de leche por la culpa de la caries, piensan que todo estará bien, cuando le salgan los dientes permanentes. Pero eso para nada es así. La caries en los dientes de leche es muy peligrosa, ya que debajo de ellos se encuentran las “simientes” de los dientes permanentes, lo que significa que la caries puede filtrarse e infectarlos incluso antes de que se formen. Además, los dientes de leche sanos son la garantía de que las mandíbulas y los dientes permanentes del niño se desarrollen correctamente, lo que prevendrá muchos problemas en la edad adulta. También hay que recordar, que el niño necesita unos dientes de leche sanos para masticar bien la comida y estar bien nutrido y, que los problemas de dientes pueden llevar incluso a los trastornos del habla.

¿Con qué edad hay que empezar a cuidar la cavidad bucal del peque?

Cuanto más pronto – mejor. Los dientes empiezan a salir a los bebés a los 6 u 8 meses, pero los procedimientos de mantenimiento de la higiene bucal son necesarios desde el mismo día del nacimiento de su retoño. Para prevenir la acumulación de los microorganismos patógenos (tales como las bacterias o los hongos), que son capaces de provocar un gran abanico de enfermedades, es necesario limpiar la cavidad bucal del bebé después de cada comida. Usando un cepillo de silicona especial o gasa estéril húmeda hay que limpiar, frotando suavemente, las encías, la lengua y la parte interior de las mejillas del bebé.

¿Cuándo hay que empezar a usar el cepillo de dientes y cómo hacerlo correctamente?

Es importante comenzar a usar el cepillo dental, cuando al niño le salgan los primeros dientes de leche. El cepillo ha de ser suave y con un cabezal pequeño para que al peque le sea confortable usarlo y el proceso del cepillado no produzca emociones negativas. El dentífrico tiene que ser especial para niños y hasta los 3 años – ser sin flúor o con un contenido mínimo de este componente tan popular.
Intente conseguir que la limpieza de dientes se convierta en algo divertido e interesante para el niño. Para eso es imprescindible que lo hagáis junto con el peque, dándole ejemplo y enseñándole a cepillarse los dientes correctamente. Es importante aprender a limpiarse los dientes minuciosamente desde la edad más tierna, ya que eso es la garantía de conservarlos sanos y bellos durante muchos años.
Hay que apuntar, que hoy en día existen muchos tipos de cepillos para niños (con música, luces, etc.), que hacen que el aburrido proceso de la limpieza dental sea bastante más divertido. Con 5 años ya se puede empezar a utilizar el cepillo de dientes eléctrico, pero antes de comprarlo – consulte con su dentista. No es recomendable, que los niños usen el cepillo eléctrico más de 2 veces por semana. Recuerde, también, que hasta que los dientes no se desarrollen completamente, no se debe de usar el cepillo dental iónico.
No olvide limpiar bien la lengua del peque: primero, puede hacerlo con el mismo cepillo de silicona o con gasa húmeda, y luego con un cepillo especial para la lengua. Asegúrese siempre de que no quede en la lengua nada de sarro blanco.

¿Cuándo hay que empezar a visitar al dentista?

Los médicos recomiendan comenzar los chequeos regulares a partir de los 2 años de edad. Un dentista experimentado no solo podrá ver el principio del desarrollo de las caries, sino también le ayudará a prevenir otros problemas, como, por ejemplo, las patologías de la mordida.

La corrección de la mordida en niños y adolescentes

Para corregir a tiempo la mordida a los niños, se les ponen unos alineadores removibles. Son absolutamente indoloros, pero hay que vigilar que el peque los lleve puestos al menos 12 horas al día y que no se olvide de ponerselos después de limpiarse los dientes. A partir de los 11-13 años, cuando la fila dentaria ya está formada, ya se pueden poner los brackets. Actualmente existen muchos tipos de ortodoncias: metálicas (son menos bonitas, pero más económicas), de cerámica (mucho más estéticas, pero, a la vez, bastante más caras) e, incluso, invisibles, como las Invisalign.

Una dieta correcta es la clave para el desarrollo de unos dientes sanos

  • Es importante, que los niños desde la edad más temprana se acostumbren a comer alimentos sólidos, ya que esto es crucial para el desarrollo correcto de las mandíbulas. Lo mejor es que ronchen la fruta y verdura fresca – manzanas, zanahorias, pepinos, etc.. La fibra que contienen los vegetales crudos ayuda a eliminar el sarro de los dientes y, además, provoca la salivación, lo que destruye las bacterias patógenas.
  • Para que los dientes se desarrollen correctamente, el niño tiene que consumir más alimentos que contengan elementos como calcio, fósforo, magnesio, cinc, etc.. Todos estos minerales necesitan ir acompañados de vitamina D para asimilarse bien. Tales alimentos, como pescado, mantequilla, quesos o las yemas de huevo son la fuente de esta preciada vitamina. Hay que decir, que de los paseos al sol nuestro organismo también obtiene la vitamina D, así que pasar bastante tiempo al aire libre es importante para la salud y el desarrollo de los niños.
  • Los productos lácteos no son los únicos alimentos ricos en calcio, también muchos de los hierbajos (como el perejil o las espinacas) y las legumbres contienen notables cantidades de este mineral.
  • El pescado y los mariscos son los principales proveedores del fósforo, pero no hay que olvidar, que la col y la calabaza también contienen este elemento.
  • Tanto el pescado, como la carne son ricos en cinc.
  • Los cereales son una fuente importante de los microelementos necesarios para la salud dental, pero es fundamental que no estén demasiado procesados.
  • Los niños tienen que comer mucha fruta y verdura – la costumbre de tener una alimentación sana y variada es crucial para que su retoño conserve unos dientes sanos y bonitos durante toda la vida.

Y lo más importante: visite regularmente al dentista, consulte con el médico al encontrarse con cualquier problema o duda. Ayude a su pequeño a no tener miedo de los dentistas y a no tardar de solucionar las complicaciones con los dientes!

Dieta sana para prevención de la caries

Cómo una buena nutrición combate la caries

By | Artículos sobre Salud Dental

Dieta sana para prevenir la caries

Una dieta sana y una buena nutrición juegan un papel muy importante en la salud bucodental y la prevención de la caries, que no solo influye en los dientes y encías, sino en la salud del ser humano en general.

Diversos estudios realizados en humanos demuestran que la principal causa de la caries dental es el azúcar. A pesar de las más avanzadas técnicas de tratamiento y del uso de los fluoruros, la caries dental aún no se ha conseguido eliminar totalmente.

Una dieta sana es naturalmente equilibrada y suministra todos los nutrientes necesarios para crecer. Obligatoriamente tiene que incluir los siguientes grupos de alimentos: verduras, cereales, frutas, legumbres, carnes (proteínas) y productos lácteos (leche, yogures, queso, etc.). Una dieta excesivamente alta en hidratos de carbono simples incrementa la posibilidad de que se padezca caries dental.

El azúcar se puede encontrar en muchos alimentos procesados, incluso algunos que ni siquiera tienen sabor dulce. Por ejemplo, condimentos utilizados como aderezos de ensaladas, salsa de tomate, gelatina, helados, batidos, granizados, chocolates, patatas fritas, pan, cereales para el desayuno y galletas saladas.

Este enfoque no sugiere que se deben renunciar todos los alimentos con azúcar o almidón, ya que estos alimentos también forman parte de los nutrientes que se requieren para un crecimiento y desarrollo adecuado. Si los alimentos azucarados se ingieren dentro de una comida principal son más seguros, a diferencia de tomarlos entre horas.

Por otro lado, se ha demostrado que la ingestión de 4-10 gramos por día de xilitol, dividido en 3 a 7 momentos de consumo, produce resultados positivos en la prevención de la caries dental. Las cantidades mayores no mejoran los resultados sobre la incidencia de caries y pueden, por el contrario, llevar a la disminución de los efectos anticariogénicos.

En la Clínica Dental Bushin les recomendamos cuidar su alimentación para tener un estado de salud óptimo y realizar revisiones cada 6 meses con sus dentistas para prevenir la aparición de diversas enfermedades bucodentales.

Descargar el PDF:
Recomendaciones de Nutricionista para prevenir la caries

Artículos Relacionados

Remedios contra la halitosis o el mal aliento

Consejos de Dentistas: Dieta sana para las encías

Halitosis o mal aliento

Cómo luchar con el mal aliento

By | Artículos sobre Salud Dental, Noticias de clínica

Remedios contra la halitosis o el mal aliento

– El paso número uno consiste en encontrar la razón de la halitosis. Las causas pueden ser variadas: problemas con el aparato digestivo, enfermedades del sistema respiratorio, los dientes o las encías. Así que primero se tiene que hacer un examen completo y consultar con su dentista que, dependiendo de la diagnosis, le ofrecerá la mejor forma para deshacerse del mal aliento.

– Cuide su boca de una forma adecuada y meticulosa. Encuentre un buen dentista y siga sus consejos de como cepillarse los dientes correctamente, usar el irrigador dental etc..

– Haga una limpieza bucal profesional al menos dos veces al año. Eso le ayudara a quitar la placa y las piedras dentales y también a encontrar las caries a tiempo.

– Recuerde que, aparte de los dientes, hay que cepillar también la lengua.

– Aliméntese de una forma correcta! Consúltese con el dietólogo nutriсionista y el dentista para que le ayuden a componer una dieta adecuada. Aparte de favorecer la desaparición del mal aliento, una dieta personalizada puede prevenir las caries, mejorar el estado de las encías y fortalecer el esmalte.

Existen bastantes alimentos que ayudan a hacer frente a la halitosis.

* El té verde es un antioxidante natural y es muy eficaz en la lucha por un aliento fresco. Los científicos consideran que solo el dentífrico supera al té verde por los beneficios aportados.

* Las verduras frescas y crujientes son unos cepillos de dientes naturales. Así que al masticarlas se eliminan tanto los restos de comida, como la gran parte de la placa bacteriana. Además, las verduras frescas aportan al cuerpo muchos oligoelementos saludables.

* Las manzanas también son muy eficaces contra la halitosis, ya que contienen polifenoles que destruyen los compuestos de azufre.

* La canela contiene el aceite esencial que mata a las bacterias responsables de propagar el olor.

* Beber agua abundante previene la sequedad bucal y ayuda a mantener un pH adecuado.

* HIERBAS: El perejil, la menta, la albahaca, el eucalipto, el cardamomo son unos buenos aliados de la boca sana. Lo mejor es mascar las hierbas detenidamente, también se pueden tomar en forma de infusión. Recuerde que si fuma, estas hierbas le ayudaran a neutralizar el olor a tabaco.

* Los cítricos y en general la vitamina C fortalece el sistema inmunológico y también mata a las bacterias responsables del mal olor e inflamaciones. Además la vitamina C mejora el estado de las encías y previene la gingivitis.

* Los chicles estimulan la salivación y limpian la placa bacteriana que aparece después de comer. Claro que el chicle tiene que ser sin azúcar, ya que las bacterias lo adoran. El xilitol y el sorbitol son unos edulcorantes que, aparte de proporcionar dulzura, también disminuyen la cantidad de la placa bacteriana y mantienen la boca sana.

* Los aceites esenciales desinfectan la boca de una forma natural. Lo mejor es usarlos en ayunas: poner unas gotas de aceite en agua tibia, mantener la mezcla en la boca unos minutos, escupir y cepillar los dientes con el dentífrico.

* El jengibre (solo se puede usar si no padece de problemas con el aparato digestivo). Se puede tomar fresco o en infusión.

* Para la sinusitis recomendamos las infusiones de caléndula, manzanilla o salvia – le ayudarán con el mal aliento.

Les deseamos mucha salud y el humor siempre soleado!

Dieta sana para las encías

Influencia de la alimentación en la encía

By | Artículos sobre Salud Dental, Noticias de clínica

Consejos de Dentistas: Dieta sana para las encías

La alteración del equilibrio de las bacterias que habitan en la boca y la acumulación de placa bacteriana pueden llevar a la inflamación y el sangrado de las encías, dando lugar a las enfermedades del periodonto. Una dieta sana para las encías puede ayudar mucho a mejorar su salud dental. 

En la boca existen más de 300 tipos diferentes de bacterias y muchas de ellas son potencialmente dañinas para el periodonto. Las bacterias que habitan en la boca se depositan sobre la superficie de los dientes y en el surco gingival, constituyendo la placa bacteriana que con el tiempo se convierte en las piedras dentales. Cuando las bacterias crecen sobrepasando un cierto nivel, son capaces de producir lesiones en los tejidos periodontales. La gravedad de las lesiones producidas por las bacterias en el periodonto depende de la susceptibilidad individual que es una característica genéticamente determinada.

¿Cómo fortalecer las encías? Una dieta optimizada para la salud oral puede reducir significativamente la inflamación. Se ha observado que el consumo excesivo de carbohidratos simples parece favorecer la disbacteriosis y las enfermedades inflamatorias crónicas, y que la reducción de dicho consumo parece reducir la inflamación gingival. También se conoce que las concentraciones elevadas de glucosa favorecen la muerte de las células e inhiben la proliferación de células de los ligamentos periodontales. Por otra parte, el desequilibrio entre las concentraciones de ácidos grasos poliinsaturados omega-6 y omega-3 favorece la inflamación, pero puede ser revertido aumentando la ingesta de omega-3. Resultados positivos semejantes se observaron con la administración de vitaminas C y D, así como con lоs antioxidantes.

Como conclusión podemos decir que una dieta sana para las encías puede reducir notablemente la inflamación gingival y periodontal y debe ser baja en carbohidratos simples y rica en ácidos grasos omega-3, vitaminas C y D y fibras.

  • Alimentos ricos en Hidratos de Carbono Simples: Azúcar de mesa, harina blanca, mermelada, dulces, pasteles, galletas, chocolates, refrescos…etc.

  • Alimentos ricos en Ácidos Grasos omega-3: Aceite de linaza, semillas de chia, caballa, salmón, atún, aceite de hígado de bacalao, nueces…etc.

  • Alimentos ricos en Vitamina C: Fresas, cítricos, kiwi, pimientos, cerezas, hojas de color verde oscuro, brócoli, coliflor, tomate…etc.

  • Alimentos ricos en Vitamina D: La fuente principal de vitamina D es la luz solar, sin embargo también la podemos encontrar en alimentos como el salmón rojo, atún, hígado de bacalao y leche.

  • Alimentos ricos en fibra: Avena, legumbres (garbanzos, guisantes, habas…), frutos secos (almendras, nueces, avellanas…), frutas secas (higos, pasas, ciruelas…), frutas y verduras frescas.

Los padres tienen un papel importante en la educación alimentaria y la higiene de sus hijos. La Academia Americana de Odontopediatría sugiere y enfatiza que el cuidado dental se inicia en el periodo prenatal con el asesoramiento y orientación precoz acerca de los cuidados dietéticos y de higiene oral para niños. Una dieta sana es naturalmente equilibrada y suministra todos los nutrientes que un niño necesita para crecer, incluye los siguientes grupos de alimentos: verduras, cereales, frutas, legumbres, carnes y leche.

Otros componentes de notable efectividad aportan los alimentos que presentan el calcio y fosfato en su composición entre los cuales destaca la leche y el queso, los cuales favorecen a los procesos de refuerzo del esmalte.

En la Clínica Dental Family Bushin les animamos que acudan a revisiones regulares para mantener y mejorar el estado de su salud bucal, para prevenir futuras enfermedades y complicaciones.

Call back