Artículos sobre Salud Dental

Embarazo y la Salud Dental

By 20/01/2020 No Comments

Cómo afecta el embarazo a la salud dental

No es ningún secreto que durante el embarazo el cuerpo de una mujer cambia seriamente, dedicando todas las fuerzas a la gestación de un bebé sano, para el desarrollo adecuado del cual es necesaria una gran cantidad de vitaminas y minerales. Su falta en el cuerpo de la futura madre puede conducir a problemas con los dientes y las encías, tales como el desarrollo (o exacerbación) de gingivitis y periodontitis, caries y destrucción de los dientes. ¿Pero es justamente el niño culpable de ello?

Durante mucho tiempo se creyó que los dientes de las mujeres embarazadas se deterioran por el hecho de que el feto extrae el calcio para sus propias necesidades. Nos apresuramos a asegurarle que esto es un mito: si una mujer no mantiene una dieta adecuada a su estado y el bebé no obtiene así el calcio que necesita, ¡entonces lo saca de los huesos de su madre y no de sus dientes! Durante el embarazo y la lactancia es muy importante no solo controlar atentamente la higiene dental, sino también seguir una dieta bien equilibrada, entonces habrá suficientes vitaminas y minerales tanto para la futura madre, como también para su bebé.

¿Entonces, por qué durante el embarazo los dientes se deterioran y las encías duelen?

  • La razón principal es la mala higiene bucal tanto antes, como durante el embarazo. Incluso aquellas mujeres que siempre cuidaron a conciencia sus dientes y visitaron al dentista regularmente, al comienzo del embarazo empiezan a ser perezosas: comen más a menudo y no se cepillan los dientes después de cada comida, lo que contribuye a una rápida aparición y acumulación de la placa bacteriana en la cavidad bucal. Al notar la aparición de las caries, no van al dentista, seguras de que el tratamiento dental durante el embarazo puede dañar al bebé. ¡Ambos comportamientos son muy erróneos! Por el contrario, durante el embarazo la atención hacia la salud dental debe duplicarse: asegúrese de cepillarse los dientes después de cada comida, incluso la más pequeña; para limpiar el espacio interdental use un irrigador o hilo de seda; use enjuague bucal desinfectante que fortalezca las encías. Si tiene caries o le sangran las encías, no tenga miedo de contactar con su dentista de confianza: las tecnologías y los medicamentos modernos pueden hacer que el tratamiento dental durante el embarazo sea completamente seguro e indoloro. Además, un médico cualificado le recetará un tratamiento, teniendo en cuenta no solo el estado de sus dientes, sino también el momento concreto de su embarazo, porque dependiendo del período en el que se encuentra será o no será posible hacer diferentes tratamientos dentales.
    Los médicos consideran que el segundo trimestre es el mejor momento para ver a un dentista durante el embarazo, ya que es cuando los órganos principales del bebé ya están formados: también se puede usar anestesia y se puede hacer una radiografía si es necesario, se puede curar la caries o extraer un diente. En los primeros y últimos tres meses de embarazo, el tratamiento dental solo se puede realizar en los casos urgentes, por ejemplo, con dolor agudo o inflamación purulenta u otra cosa que puede amenazar no solo la salud del bebé, sino también la salud de la futura madre.
  • Otra causa del inicio y desarrollo de caries durante el embarazo es la toxicosis. El jugo gástrico, que se contiene en el vómito o se libera durante la acidez estomacal severa provocada por la toxicosis, contribuye a la destrucción del esmalte dental, haciendo que los dientes estén indefensos frente a la caries.
  • Por supuesto, el cambio hormonal que se produce en el cuerpo de una mujer embarazada también afecta la salud de los dientes y las encías: a muchas mujeres les causa inflamación infecciosa y sangrado de las encías, así como una formación acelerada de la placa. Para evitar la gingivitis y la enfermedad periodontal durante el embarazo (o para minimizar sus consecuencias) no solo deben cepillarse los dientes de forma regular y completa, sino también hacerse una limpieza dental profesional en una clínica.
  • Otro aspecto importante es tener una nutrición adecuada. Es mejor consultar con un nutricionista sobre lo que es bueno comer o no en su estado. Pero, en general, coma menos dulce, especialmente si este tiende a pegarse a los dientes; tome más productos lácteos; por supuesto, no se olvide de ingerir más verduras, frutas, pescado y carne bajos en grasa, las legumbres son muy saludables, repollo y espinacas también son una buena opción… Así sus dientes y huesos no temerán al embarazo, y el niño que se gesta tendrá suficientes vitaminas y minerales.

Recomendación del dentista para todas las ocasiones: en ningún caso descuide la higiene bucal, cepille sus dientes regularmente, use un irrigador y un cepillo eléctrico moderno; no se olvide de visitar a su dentista al menos un par de veces al año, incluso si de momento no le duele nada – recuerde que es más fácil prevenir que curar; haga periódicamente una limpieza dental profesional: la forma más moderna y segura de eliminar la placa y las piedras dentales es la limpieza ultrasónica y con AirFlow.

Al seguir estos simples consejos de los dentistas, creanme, ¡el embarazo no supondrá ningún problema para sus dientes!

¿Quiere saber más? Pida una consulta en la clínica Dental Family Bushin, equipada con los últimos avances tecnológicos. Aquí trabajan solo los especialistas más altamente cualificados, ¡ellos harán que su visita al médico sea agradable e indolora!

Call back