Beauty BushinTratamientos Estéticos

Salón de belleza o un esteticista que trabaja en su casa: todos los pros y contras

By 28/08/2022 No Comments

¿Alguna vez se ha preguntado cuál es la diferencia entre realizar los procedimientos cosmetológicos en casa o en un centro médico estético?

Cualquier mujer dirá de inmediato que un especialista que trabaja en su casa costará más barato y es por eso, básicamente, las personas recurren a los servicios de los esteticistas que trabajan en casa. ¿Pero, en realidad, es así? Pues, cuando se trata de nuestro centro médico estético Beauty Family Bushin, definitivamente no funciona de esta manera: nuestros precios son muy económicos y son lo más cercanos posible a los precios de los procedimientos de un especialista que recibe en casa.
Por lo tanto, dejaremos de lado la principal atracción de los cosmetólogos que trabajan en casa y estudiemos a fondo y objetivamente todos los pros y los contras de ir a un salón de belleza o a un especialista que trabaja en su casa.

Esterilización y desinfección

Cualquier institución médica, incluidas las clínicas de estética, siempre está bajo control de los servicios pertinentes y no es solo durante la pandemia. En un salón de belleza se cuida muy estrictamente el régimen de la desinfección y esterilización de todos los instrumentos que están en contacto con la piel del cliente. De lo contrario, en una casa, es imposible garantizar tal grado de limpieza y esterilidad, lo que a menudo puede llevar a una gran variedad de infecciones y enfermedades.

Responsabilidad

Tales instituciones como un salón o una clínica de estética operan, por regla general, legalmente y, en consecuencia, son responsables de la calidad de los servicios y los productos que ofrecen. Lo que quiere decir, que en el caso de que se ocasione cualquier daño a su salud o que el servicio prestado resulte ser de mala calidad, tendrá todo el derecho a recibir una compensación o presentar una demanda contra el salón responsable del desastre ocurrido.
Pero, cuando lo mismo sucede en la casa de un “especialista”, puede ser muy difícil, si no imposible, demostrar su culpabilidad. Estas situaciones ocurren muy a menudo por varias razones: baja calificación del esteticista; almacenamiento inadecuado de los productos usados o, también su origen «incierto»; instrumentos mal esterilizados (o nada esterilizados), etc..

Personal cualificado

En cualquier clínica o salón de belleza decente trabajan profesionales certificados en la especialidad correspondiente. El cliente siempre puede pedir mostrarle los diplomas que demuestran sus cualificaciones. El personal médico de la clínica está autorizado únicamente a prestar aquellos servicios y realizar aquellas manipulaciones (para hacer manicura, masajes, etc.) para las que tenga una titulación correspondiente.
No podrá pedir un diploma a un esteticista que trabaja en casa, y aunque lo pida y se lo muestren, es posible que no sea auténtico. Muy a menudo, los cosmetólogos que trabajan en casa, en realidad, no están autorizados legalmente a realizar algún procedimiento en particular y tampoco tienen suficiente experiencia y conocimientos médicos necesarios, lo que muy a menudo puede conllevar a unas consecuencias negativas para la salud del cliente. ¡Y ningún “especialista” de este tipo aceptará ser responsable del lio ocasionado!

¿Vale la pena exponer su salud a tal riesgo por un beneficio fantasmal? ¡La decisión es suya por completo!
Y, para acabar, queremos hablar de un par de cosillas agradables que distinguen notablemente el servicio en un salón de belleza de los servicios prestados en casa.

Recuerde, que en un salón siempre tendrá un ambiente relajante, podrá tomar un té o un cafecito y disfrutará de la actitud amable y atenta del personal, además de los descuentos en diferentes tipos de servicios. También tendrá aparcamiento para su coche, y, en nuestro caso, unas magníficas vistas al mar desde la terraza de nuestra clínica Beauty Family Bushin!