Artículos sobre Salud DentalNoticias de clínica

Endodoncia: Salvar lo Insalvable

By 16/12/2019 No Comments

¿Qué es la Endodoncia?

F. Javier Fernández León. Endodoncista de la clínica Dental Family Bushin

La Endodoncia es una de las disciplinas odontológicas que se dedica al tratamiento y restauración de los conductos radiculares y las cavidades dentales. En la odontología moderna, la endodoncia ocupa un lugar muy importante: gracias a la aparición de nuevas tecnologías y materiales, un endodoncista altamente cualificado es capaz de preservar los dientes del paciente que se tendrían que eliminar sin piedad hace muy pocos años. Como siempre dice el principal endodoncista de nuestra clínica: «Bueno, ¡salvemos lo insalvable»! ¡Y en estas palabras – salvar lo insalvable – está la esencia de la endodoncia!

¿En qué casos se necesita un endodoncista?

A los servicios de un endodoncista se recurre en una amplia variedad de casos asociados a la inflamación de la pulpa (tejido blando en la cavidad dental, también llamado «nervio dental») o tejidos dentales cerca de la raíz (periodontitis). La pulpitis (un proceso inflamatorio en la pulpa) puede comenzar como resultado de caries profundas, destrucción de la pieza dental, su astillado o agrietamiento, tratamiento previo del canal que no tuvo éxito, etc. Si contacta con un especialista a tiempo y elimina la inflamación o la infección, lo más probable es que el diente se pueda salvar. De vez en cuando, el tratamiento endodóntico se lleva a cabo antes de la instalación de las prótesis dentales.

Los síntomas de la pulpitis

  • Dolor intenso y agudo que responde mal a los analgésicos y que se intensifica cuando se toca el diente.
  • Reacción fuerte y dolorosa del diente al calor y / o al frío.
  • Inflamación de los tejidos blandos alrededor del diente.
  • Si tuvo algún tipo de lesión dental (pieza dental astillada, grietas, desplazamiento de los dientes), también debería consultar a un especialista en endodoncia, ¡y cuanto antes, mejor!

El tratamiento endodóntico

Uno de los objetivos principales del tratamiento endodóntico es curar, preservar y restaurar el propio diente del paciente. A pesar del gran progreso de la implantología dental en el reemplazo de los dientes perdidos por los artificiales ¡siempre es mejor no sacar el diente! Un diente que ha sido curado y reconstruido con endodoncia, incluso sin pulpa, puede vivir perfectamente durante muchos años, sin preocupar para nada al propietario y sin empeorar su apariencia física.

Qué incluye el tratamiento endodóntico

  • Un diagnóstico preciso, incluido el examen de rayos X y el examen con un microscopio dental especial.
  • Un acceso a los canales radiculares para su revisión y también para el uso seguro de los instrumentos de endodoncia.
  • Determinación de la longitud de trabajo y la permeabilidad del canal radicular: la radiografía es la forma más confiable para llevar a cabo esta operación y, además, permite a los especialistas determinar la condición periodontal, cuánto y cómo se curva el canal, si hay grietas en él, etc.
    También, para estos fines, se utiliza el localizador de ápices: un aparato profesional para determinación digital de la longitud de trabajo dentro del conducto radicular (localización del estrechamiento apical fisiológico).
  • Extracción de la pulpa (nervio) y del tejido dañado del diente.
  • Limpieza mecánica y desinfección química de los conductos radiculares y la cámara pulpar.
  • La obturación de los conductos radiculares con materiales especiales biocompatibles: pernos y postes dentales. Se trata de unos rellenos sólidos para llenar los conductos radiculares y protegerlos de las bacterias.
    Actualmente, los pernos y postes dentales más populares en odontología están hechos de gutapercha y titanio. Los postes y pernos de titanio se utilizan en odontología ya desde hace mucho tiempo: son muy duraderos, hipoalergénicos y se arraigan perfectamente en los tejidos del cuerpo humano. El titanio no se oxida, por lo que los pernos de este material casi han reemplazado a los hechos de plata que antes eran más comunes, pero que se oxidan fácilmente bajo la influencia de la saliva, liberando así sales tóxicas.
  • En algunos casos, la estructura y el aspecto del diente se restauran con una corona.

La profesión de Endodoncista es muy compleja y conlleva mucha responsabilidad. Encontrar un verdadero experto en este área no es tan sencillo: la endodoncia es una disciplina que requiere mucha especialización y también unos conocimientos muy específicos para la exploración y el tratamiento de los canales dentales, así como habilidades y experiencia para trabajar con diversos instrumentos y dispositivos de endodoncia modernos (microscopio endodóntico, escariadores y limas de preparación del canal radicular, aparatos de rayos X, fresas y puntas endodónticas, etcétera).

El doctor F. Javier Fernández León es un endodoncista altamente cualificado que trabaja en nuestra clínica y es uno de esos especialistas difíciles de encontrar en los que se puede confiar incluso en los casos más complicados y que hará todo lo posible para salvar su diente!

Pide tu consulta

Call back